Norma de la DGII pudiera encarecer procesos de venta de activos de capital

La norma se discute en vistas públicas hasta el 28 de enero de 2022. (Fuente externa)

La posible aprobación de la norma con la cual la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) busca mejorar los controles y procedimientos para el cobro del 27 % del impuesto de ganancia de capital e incluye y amplía la aplicación de la retención del 1 % que debe hacer el comprador de un bien, pudiera encarecer los procesos de venta de los activos que se consideran de capital, al establecer obligaciones para el contribuyente sin tomar en cuenta el valor de la operación o el tipo de persona (física o jurídica). 

Así lo consideró la economista y experta en materia impositiva Germania Montás, quien aseguró que, con la posible entrada en vigencia de la norma luego de ser discutida, las personas físicas y extranjeras serían las que enfrentarían mayores cambios en sus obligaciones tributarias.

Montás indicó que, si bien es positivo que existan reglas, interpretaciones y procedimientos claros para el cobro del tributo sobre la ganancia de capital, que es el objetivo de la norma, también indicó que, como están definidos los procesos y obligaciones, es complejo, sobre todo para las personas físicas que realizan operaciones con inmuebles.  

“Hay que esperar las sugerencias que hagan los distintos sectores y los contribuyentes a este borrador de norma para saber finalmente qué tanto afectará operaciones de venta de inmuebles de bajo costo que realicen personas físicas y extranjeros, que serían los que enfrentarían mayores cambios en sus obligaciones tributarias”, explicó.

Mediante la normativa, para la cual la DGII abrió un foro digital para su discusión desde el pasado 22 de diciembre y hasta el próximo 28 de enero de 2022, la institución busca establecer las formas y condiciones que deberán cumplirse para la determinación del impuesto sobre la renta por concepto de ganancia de capital.

“Esta norma general aplica a las transferencias directas e indirectas, totales o parciales, entre partes independientes o relacionadas, de bienes de capital inmuebles o muebles, tangibles o intangibles, a cambio de una contraprestación en efectivo o especie, sean estos en bienes, derechos, crédito o servicios cuantificables”, establece el documento.

Montás precisó que la norma podría encarecer los procesos de venta de los activos que se consideran de capital al establecer obligaciones para el contribuyente sin tomar en cuenta el valor de la operación o el tipo de contribuyente

“Es decir, todos deben cumplir el mismo procedimiento y a todos les costará lo mismo cumplir”, agregó. 

La también exsubdirectora de la DGII señaló que el Código Tributario, en su artículo 289, contempla el cobro de un impuesto con tasa del 27 % (en la actualidad) sobre la ganancia de capital que se puede originar al vender, permutar u otro acto de disposición de un bien o activo de capital, y que la norma tendría como objetivo regular el cobro de este tributo.

“La propia ley indica lo que se entenderá como activo de capital para los fines del impuesto y cómo se calcula el mismo. Para unos, como parece ser para la DGII, este impuesto es un concepto del impuesto sobre la renta (ISR), para otros es uno distinto que tiene igual tasa (art. 297 de la ley) y los mismos plazos que el ISR, según la reglamentación vigente. Lo que es claro es que cada uno se determina o liquida de forma diferente”, acotó.